Parental advisory
english-version In English    

 

El proyecto y los autores

 

  • Marcos Antonio Cañada
  • Francisco Javier Villalba

Marcos Antonio Cañada - Rabia del SurMarcos Antonio Cañada González es el dibujante de Rabia del Sur. Diplomado en Artes Aplicadas, con especialidad en litografía y decoración. Pintor, fotógrafo e ilustrador gráfico, ha sido galardonado en varias ocasiones por su pintura y su fotografía. Su obra fotográfica y pictórica ha sido expuesta en Antequera, Alfarnate y el Jardín Botánico-Histórico de Málaga.

Su primera incursión profesional en la novela gráfica la realiza con Rabia del Sur, un thriller seco, descarnado, urbano, que ilustra en escala de grises, casi expresionista, con mínimos detalles de color. Su dibujo, de gran potencia, se mueve entre el trazo sucio e impreciso y el hiperrealismo de sus óleos y acrílicos.

 Francisco Javier Villalba - Rabia del SurFrancisco Javier Villalba Bueno es el escritor de Rabia del Sur y desarrollador del sitio web donde, entre 2013 y 2014, se publicó la novela gráfica como webcómic de periodicidad semanal. Francisco es licenciado en Filología Hispánica, con posgrado en gestores de contenido, programación web y diseño multimedia.

Como redactor profesional, ha realizado proyectos para numerosas empresas y universidades. Como editor, gestiona los contenidos de diversas plataformas del sector médico, ha dirigido al grupo de desarrollo web de la Biblioteca Virtual de la Filología Española (BVFE) y ejerce de traductor, escritor y revisor técnico. En 2001 fundó Stílogo, empresa de servicios lingüísticos donde actualmente coordina al equipo y cuida de la homogeneidad de los proyectos y la calidad de los procesos.

Rabia del Sur es su primer trabajo en el ámbito de la novela gráfica, obra con marcado peso del sur y una trama poblada por personajes turbios, diálogos acerados, a caballo entre diversos géneros.

 

 

arrow down rage

A finales de 2009 Marcos Antonio Cañada y Francisco Javier Villalba se plantean un proyecto de novela gráfica en clave de thriller turbio, urbano y sureño. Aparte de las propias lecturas, no poseen experiencia previa en el ámbito del cómic y tampoco disponen de dedicación exclusiva para un proyecto de estas características.

Con todo, hay varios puntos a su favor que conceden al planteamiento visos de posibilidad. Marcos es fotógrafo y pintor. En su obra, además, hay un leitmotiv fundamental (el paisaje), tanto en su vertiente natural como urbana, que a menudo aborda con precisión hiperrealista. La figuración con la que afronta los espacios urbanos les parece a ambos adecuada para atender los propósitos de ilustración. El retrato tampoco ha sido ajeno a su pintura, si bien lo ha trabajado de forma más espaciada. 

Francisco, por su parte, trabaja como traductor y redactor profesional, lo cual resulta asimismo apropiado para el desarrollo de una historia que ha de contarse con la brevedad que impone la viñeta, sin perder de vista el necesario pulso narrativo y dando especial importancia a los diálogos.

Puesto que los autores son de Málaga, deciden ubicar la mayoría de las localizaciones de la trama principal en Málaga. La historia crece, pues, teniendo presentes distintos escenarios malagueños que confieran al cómic una identidad espacial muy definida (muy malacitana) que ambos consideran que está por hacer. Entre 2010 y 2011 se concibe la historia íntegra, se escribe la mayor parte del guión y se bocetan los personajes y las ubicaciones. La trama se va adensando, pero los autores son conscientes de que debe ser breve, ajustada a las exigencias de concisión de la novela gráfica.

A finales de 2012, con el guión ya terminado, deciden publicarla en formato webcómic por entregas. A Francisco le seduce afrontarla como anteriormente lo hizo la tradición literaria decimonónica, cuyo sesgo alcanza las actuales temporadas de las series televisivas. Sin embargo, él opina que esto debe hacerse aportando valor añadido a la web; en caso contrario, se trataría de un muestrario de páginas. 

Así pues, lo que en origen había sido una válvula de escape de las rutinas profesionales, acaba imponiendo su premisa lúdica, y Rabia del Sur es dispuesta finalmente en web incorporando algunos elementos de juego para la interacción lector-web. Marcos y Francisco entienden que la propia publicación por entregas es, en sí, lúdica, y conciben su webcómic como una experiencia activa en la que el lector pueda modificar formatos, cabeceras, colores, fondos, y donde, además del juego narrativo y de la obligada espera, se pueda llegar a descubrir alguna que otra ráfaga de luz o de color conforme avanza la trama, tal vez mediante un simple deslizamiento del ratón.

 

 

vial bala rabiadelsur webcomic

 

 

La realidad nos ha alimentado en los últimos tiempos [...]. La realidad de los últimos años es tremenda, y cada vez está peor. Hemos ido desarrollando el proyecto y es que está encajando perfectamente en lo que hay. Lo que hay es sórdido. Lo que hay es muy sórdido.

En el mundo de la novela gráfica, Málaga no está representada. Si haces una historia negra tiene que ser en Nueva York, Chicago, a lo sumo Barcelona, el Rabal, o el París oscuro. Y nosotros nos dijimos: «¿Por qué no hacer algo de aquí?» [...]. Incluso si te vas a un pueblo de 1.500 habitantes vas a ver sus corruptelas: el depravado, la tía peligrosa, el camello, el ladrón, el político corrupto y gente buena también, aunque a nosotros contar zarandajas de princesitas no nos interesa.

El PTA (Parque Tecnológico de Andalucía) representa también una Málaga idealizada gracias a la Europa omnipotente de hace unos años, que permitía que se abrieran empresas que a la postre eran insostenibles, y hoy da hasta pavor entrar allí [...]. El PTA se ha movido con pasta de Europa cuando Europa estaba apoyando proyectos para que esto creciera. Aunque muchas de aquellas empresas se hayan defenestrado, esa infraestructura se creó, y ahora es una infraestructura fantasma.

Si te jode que haya un chorreón de sangre, pues no entres en la web. ¿Es que cuando ves cómo están las cuentas políticas no te jode igual? Si se trata de pegarte un golpe de conciencia, pues también, todo vale. Nosotros pensábamos contar una historia sucia, pero la suciedad ha venido al hilo de las cosas.

Una señora nos tildó de violentos y políticamente incorrectos con la representación de la mujer [...]. La verdad es que el fundamento de la historia empezaba con el disparo a una mujer a través de una mirilla. Buñuel pegaba el corte en el ojo y nosotros hemos pegado el tiro en la mirilla.

image image
Predefinidos
Bases
Patrones
Colorea
Aplicar